Incrementa la producción de tu clínica con sistemas de alto rendimiento

Incrementa la producción de tu clínica con sistemas de alto rendimiento

La producción de la clínica dental consiste enteramente en el trabajo realizado por los dentistas a sus pacientes en boca y a la producción de las higienistas. Sin embargo la gran mayoría de las tareas administrativas llevadas a cabo  en la oficina de la clínica tienen un impacto directo en su productividad. Si los protocolos para llevar a cabo estas tareas están bien desarrollados y se realizan correctamente, tu productividad aumentará consistentemente.

Aquí os dejamos el proceso que utilizamos en las clínicas dentales para implementar de sistemas de alto rendimiento

  1. Crear un set de de objetivos específicos y medibles. Analiza tu visión del éxito de tu clínica y te darás cuenta rápidamente de que puede ser cuantificable (número de nuevos pacientes, ratio de casos aceptados, ingreso medio por paciente, número de pacientes referidos, etc.). Estas  métricas se convierten en los objetivos que tendrás que fijar año a año y luego evaluar y corregir mes a mes en función del cumplimiento. Deberían ser desafiantes pero realistas, fáciles de medir, y con fechas de cumplimiento. Servirán como motivadores (Ya que los controlaras regularmente) y como puntos de referencia para juzgar si se están haciendo las cosas con eficacia.
  2. Diseña sistemas de gestión para alcanzar tus objetivos. Revisa todos los protocolos administrativos, busca maneras de mejorar las operaciones diarias, facilita el trabajo en equipo, mitiga el estrés y principalmente consigue alcanzar los objetivos que te habías marcado. Define cada paso en cada proceso de gestión de tu clínica, documenta dichos procesos y asigna responsabilidades para cada miembro del equipo.
  3. Proporciona todos los protocolos de atención al paciente y formación necesaria a tu equipo. Usando documentos de sistemas “paso a paso” como punto de partida, escribe guiones de protocolos de atención al paciente para que el equipo esté formado en este tipo de interacciones. A través de programas de formación junto con el establecimiento y aprendizaje de protocolos de atención, tu equipo aprenderá cómo tratar a tus pacientes en función de cómo tú quieres que los traten.
  4. Se debe monitorizar el desempeño de la clínica en relación con los objetivos: Con sistemas basados en resultados, la prueba definitiva está en cómo de bien te permiten alcanzar tu objetivo. Controla y mide los resultados de la clínica de manera diaria, semanal, mensual, trimestral y anual y verás indicadores tempranos de desempeño para llevar a cabo modificaciones o poner en marcha planes de contingencia.
  5. Plantéate revisar y mejorar los sistemas periódicamente. A medida que tu clínica pase por cambios (nuevos empleados, tecnologías, condiciones financieras, retos de marketing, etc.) hasta los sistemas mejor establecidos encontrarán problemas y dificultades. Para mantener los niveles más elevados de productividad y de ganancias, deberás evaluar los sistemas y protocolos de tu clínica cada dos o tres años.

Ahora que ya sabes cómo implementar sistemas de alto rendimiento en tu clínica dental ponte manos a la obra y empieza a fijar objetivos.

Si todavía no tienes claro como empezar a hacer funcionar el engranaje por ti mismo no dudes en ponerte en contacto con uno de nuestros consultores especializados, hemos gestionado más de 100 clínicas dentales en España, por eso sabemos lo que funciona.

Deja un comentario

Contacta con nosotros y estaremos encantados de ofrecerte una solución.

Nuestros servicios

¿Necesitas que uno de nuestros consultores especializados se ponga en contacto contigo?